Vegetación en las alturas


Rss
Las ´azoteas verdes´ ganan adeptos en todo el mundo por su contribución al sostenimiento ecológico del ambiente urbano

No son jardines ni parques ni tienen ni una flora bonita funciones decorativas: combaten el efecto ‘isla de calor urbano’

El aeropuerto de Schiphol (Ámsterdam), la Biblioteca Pública de Vancouver, el Centro de Danza Laban (Londres), el Hospital de Rehabilitación Schwab (Chicago) o el Palais Omni Sports en París-Bercy (Francia) son edificios con azoteas verdes. Green roofs, eco-roofs o roof gardens es la denominación con la que referirse a los terrados de construcciones urbanas que están total o parcialmente cubiertas de vegetación. No se debe considerarlos jardines o parques, ni tampoco paisajes construidos sobre la parte alta de un edificio con una intención decorativa, sino más bien como un fragmento de naturaleza silvestre transplantada a la arquitectura mediante un sistema de ingeniería con un fin muy concreto: contribuir al sostenimiento ecológico del ambiente urbano.

Las techumbres recubiertas de césped tradicionales en las viviendas populares de Irlanda, Gran Bretaña y los países escandinavos son señaladas como antecedentes directos de estos nuevos vergeles urbanos, que transforman cualquier edificio en una pequeña defensa del medio ambiente sin interferir absolutamente en su funcionalidad. Cada azotea verde está constituida por un sistema de ingeniería ligero que permite la plantación y crecimiento de plantas y flores sobre un terrazo convencional. Este sistema está integrado por seis capas que se superponen a la cubierta del edificio para asegurar tanto el correcto aislamiento preciso para la integridad de los materiales arquitectónicos como la vida del reino botánico que acoge en sus alturas. La vegetación adecuada para las azoteas verdes es elegida en función de las condiciones climáticas propias de cada ciudad y las características físicas del edificio. En general, aunque se conciben azoteas verdes con población vegetal caduca o perenne, se consideran ideales aquellas especies cuya altura es baja, que crecen y se expanden con rapidez, con alta resistencia a la sequía y carentes de necesidades especiales de irrigación o nutrición.

Las propiedades vegetales que contribuyen a combatir el efecto albedo o efecto isla de calor urbano, fenómeno responsable del incremento de temperatura dentro del perímetro de una ciudad debido al calentamiento que producen los gases de vehículos y aparatos de aire acondicionado, así como por la energía solar absorbida por la superficies urbanas rerradiada a la atmósfera como calor.

La capacidad de plantas y árboles para absorber las emisiones de CO2, enfriar la atmósfera, filtrar el aire y retener el agua ayudan a minimizar las consecuencias negativas de este efecto además de colaborar al ahorro energético y a la mejora del funcionamiento de estructuras de servicios de la ciudad, como por ejemplo reduciendo la presión en el sistema de alcantarillado.

Cuando podremos reducir el calor en una ciudad por eos me gusta ir a lugares con vegetacion amplia donde te cansas y tu cuerpo no resiste tanto oxigeno.
Si mal no recuerdo habia una iniciativa en la UANL  para construi un gimanasio de este tipo aunque dudo que en poco tiempo lo veamos si es que lo llegan a construir


Anuncios

Un pensamiento en “Vegetación en las alturas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s