Connie Kalp y su transplante de rostro


gyguy

gyguy

Esta mujer se llama Connie Kalp. Ella sufrió lesiones graves en 2004, cuando su marido, Thomas Kalp, disparó su escopeta contra el rostro de ella. Debido a esto, ella perdió un ojo, casi toda la nariz y la mandíbula superior, por lo que no podía respirar adecuadamente. Había perdido la capacidad de percibir los olores y sabores.

En diciembre de 2008, los médicos comenzaron a practicarle muchas operaciones quirúrgicas para reconstruirle el rostro. Una de las operaciones duró 22 horas, en la que trabajaron ocho dermatólogos y cirujanos plásticos. Le hicieron transplante de piel, el labio superior, nariz, maxilar superior (incluyendo los dientes) y del nervio facial.

Luego de las operaciones, su rostro quedó muy diferente. A pesar de que no se ve tan bien, ahora puede hablar, puede sonreir, además oler y saborear los alimentos.

El rostro trasplantado es algo cuadrado y todavía tiene piel colgando, pero tan pronto mejore la circulación de la sangre, los médicos harán desaparecer todos los defectos.

El tribunal condenó a Thomas Kalp a siete años de prisión, mientras su esposa fue condenada de vida con un rostro desfigurado.

Anuncios